Monseñor Eduardo Chávez Sánchez

“Santa María de Guadalupe es Cristocéntrica.  Ella es el lecho del río que nos trae Agua de Vida. Ella nos lleva a su hijo Jesucristo”.

Monseñor Eduardo Chávez Sánchez posee un Doctorado en Investigación de Historia de la Iglesia y sirvió como postulador de la Causa de Canonización de San Juan Diego.

Es cofundador del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, así como Canónigo de la Basílica de Guadalupe.

Monseñor Eduardo Chávez Sánchez nació en la Ciudad de México el 31 de diciembre de 1956. Ingresó al Seminario Conciliar de México donde estudió filosofía y teología en el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos. Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1981 en la Catedral Metropolitana de la Arquidiócesis de México. Posee un Diploma en Filosofía por la Universidad del Valle de Atemajac en Guadalajara, un Doctorado en Investigación de Historia de la Iglesia por la Pontificia Universidad Gregoriana donde defendió la tesis: La Iglesia en México hacia el Concilio Plenario Latinoamericano (1896-1899).

El 17 de mayo de 2001, el Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, lo designó postulador de la Causa de Juan Diego. San Juan Diego fue canonizado el 31 de julio de 2002. Monseñor Chávez era también Secretario General para la visita a México del Papa Juan Pablo II.

A lo largo de su trabajo como postulador y hasta hoy, Monseñor Chávez ha hecho grandes contribuciones al estudio del evento guadalupano, dirigiéndose a las principales instituciones académicas internacionales y publicando más de 28 libros y artículos.

El evento guadalupano es el encuentro entre Dios y el Hombre a través de Su propia Madre, Santa María de Guadalupe, quien del 9 al 12 de diciembre de 1531 se le apareció al humilde indígena Juan Diego Cuauthtlatoatzin, a quien Ella entregó su Mensaje y su Imagen, llenos de amor para la Iglesia Católica y, de Ella, para el mundo entero. Como dijo el Papa Juan Pablo II, es el gran ejemplo de la perfecta evangelización del pueblo.